/
/
/
/
/
/
   
En la PUC:
Diálogo sobre alcances técnicos y éticos del uso del Levonorgestrel

Participaron como expositores los doctores Horacio Croxatto y Patricio Ventura-Juncá
Lunes 17 de Mayo del 2004
  
La Dirección Superior de la Universidad Católica convocó a una reunión para dialogar sobre los alcances técnicos y éticos del uso del levonorgestrel, conocido comúnmente como la "píldora del día después".

La reunión congregó a más de cien profesores, incluyendo a los Decanos de las distintas Facultades de la Universidad, y tuvo el propósito de aclarar el pensamiento de los participantes relativo al uso del levonorgestrel como anticonceptivo de emergencia, en un contexto de diálogo académico; es decir, de búsqueda sincera de la verdad.

Al respecto, lo que está en debate no es la licitud moral del uso de un anticonceptivo, materia sobre la cual la posición del Magisterio de la Iglesia es ampliamente conocida, sino los criterios mediante los cuales se aprueban los fármacos en general y los anticonceptivos en particular, para asegurarse que estos no dañan las primeras etapas del crecimiento de un nuevo ser.

Este diálogo surge del llamado del Cardenal Francisco Javier Errázuriz, Gran Canciller de la Universidad Católica, y el del Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile de "continuar un debate serio y con gran altura de miras para tratar un asunto tan delicado y de tanta trascendencia como es el del cumplimiento de la obligación moral y constitucional de proteger la vida humana desde sus inicios; y la responsabilidad que a todos nos cabe en un debate ético, jurídico y científico aún no terminado, tampoco a nivel internacional".

En el encuentro, que tuvo lugar en el Salón de Honor de la Universidad, participaron como expositores el doctor Horacio Croxatto, médico-cirujano, Presidente de ICMER e investigador asociado de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UC, y el doctor Patricio Ventura-Juncá, profesor titular de la Escuela de Medicina de la UC y Director del Centro de Bioética de esa Universidad. Moderó la reunión el profesor Carlos Vío, Director de Investigación y Postgrado del plantel.

Sobre el tema de la reunión, tanto el doctor Croxatto como el doctor Ventura-Juncá han manifestado estar de acuerdo en el concepto de que la vida humana se inicia en el momento de la fecundación. Sin embargo, mientras el doctor Croxatto opina que existiría evidencia concluyente que el levonorgestrel no daña al embrión humano ni tampoco interfiere en el proceso de implantación embrionario, el doctor Ventura-Juncá considera que la evidencia disponible deja margen para la duda en cuanto a los mecanismos de acción de este producto y, a partir de esa duda, no debería haberse permitido aún la distribución del mismo.

En favor de su posición, el doctor Croxatto ha citado sus propios estudios, próximos a ser publicados en una revista internacional, los que demostrarían que en dos especies de mamíferos el levonorgestrel no impide la implantación del embrión. Por lo tanto, el doctor Croxatto considera que la "píldora del día después" puede ser distribuida sin peligro para la vida humana naciente.

Por su parte, el doctor Ventura-Juncá, en cambio, fundamenta su posición en la documentación generada por la industria farmacéutica y por la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos, que advierten de la posibilidad que uno de los efectos anticonceptivos del lenovorgestrel sea interferir en la implantación del embrión. Además, el doctor Ventura-Juncá considera que en el caso del uso del levonorgestrel nuestro país ha sido poco riguroso en cuanto a ponderar adecuadamente los riesgos asociados al uso de un fármaco potencialmente dañino para el desarrollo del embrión.

ESTUDIOS SOBRE LOS MECANISMOS DE ACCIÓN DEL LEVONORGESTREL

En su exposición, el doctor Croxatto se refirió a los estudios realizados acerca de los efectos del levonorgestrel sobre el proceso ovulatorio, efectuados en la mujer, en rata y en mono.

El estudio de la rata se publicó el año pasado, y demuestra de modo fehaciente que el fármaco inhibe la ovulación en esta especie, y cuando se administra después de que el huevo está fecundado no impide el establecimiento del embarazo, es decir, no tiene ningún efecto posterior a la fecundación. En el relativo a la mujer participaron 57 voluntarias de Chile y de República Dominicana. La investigación estudió el efecto del levonorgestrel en el proceso ovulatorio y demostró que éste interfiere con la ovulación.

El último estudio, realizado por el Dr. Horacio Croxatto y su grupo de trabajo, se refiere al mecanismo de acción del levonorgestrel administrado como anticonceptivo de emergencia en la mona Cebus apella. En esta especie el fármaco, al igual que en la mujer y en la rata, interfiere en el proceso ovulatorio. La última parte de ese trabajo demostró por primera vez en un primate que el levonorgestrel, administrado como anticonceptivo de emergencia, interfiere en el proceso ovulatorio, pero no en el proceso de implantación .

DUDAS RAZONABLES SOBRE EL EVENTUAL EFECTO ABORTIVO DEL LEVONORGESTREL

Por su parte, el doctor Patricio Ventura-Juncá indicó que los resultados de los estudios presentados por el Dr. Croxatto, siendo muy valiosos, no pueden ser extrapolables a humanos, como los mismos investigadores lo afirman explícitamente al señalar "aunque la extrapolación de los resultados de estudios animales a humanos tienen considerables limitaciones, éstos a menudo dan luz sobre los posibles mecanismos que operarían en humanos".

A esto se debe agregar, señaló, que en la experiencia de la aprobación de fármacos de Food and Drug Administration (FDA), de 100 medicamentos que resultan eficaces y seguros en animales sólo el 20% de estos resultaron válidos para seres humanos. Ventura-Juncá indicó que el 7 de mayo de este año la FDA informa en su página web de preguntas y respuestas sobre este fármaco, donde aparece "que uno de los posibles mecanismos de acción es la alteración de la implantación".

Las dudas expresadas por varios investigadores respecto de este mecanismo, dijo Ventura-Juncá, llevan a concluir que: a la fecha hay todavía dudas razonables sobre el eventual efecto abortivo de la "píldora del día después". No hay estudios concluyentes en seres humanos y es necesario seguir investigando para poder despejar en lo posible este aspecto de tanta relevancia ética. Durante el encuentro los asistentes tuvieron la oportunidad de comentar y hacer preguntas a los expositores, produciéndose un activo intercambio de ideas.


, 17/05/2004