/
/
/
/
/
/
   
Cardenal Errázuriz recuerda que el derecho a la vida es anterior al Estado.

Un problema ético no puede definirse con criterios meramente técnicos, afirmó el Arzobispo de Santiago en entrevistas radiales. Recordó que la píldora se toma y se fabrica para evitar que vengan niños al mundo.
Martes 04 de Mayo del 2004
  
El Cardenal Francisco Javier Errázuriz afirmó hoy que la autoridad del Estado tiene que atenerse a lo que es ético y respetar siempre aquello que es anterior al Estado, como los derechos humanos y, entre ellos, el más fundamental: el derecho a la vida.

En entrevistas concedidas esta mañana a Radio Cooperativa y a Radio Chilena, el Arzobispo de Santiago explicó las motivaciones que le llevaron a escribir su carta sobre la llamada "píldora del día después", entregada este domingo a los fieles de la Arquidiócesis.

El tema de fondo es "un sí o un no frente al aborto": aquí hay un problema ético de enorme importancia que no puede ser decidido como algo técnico. "Ese es un gran error", afirmó.

Objeción de conciencia

Recordó el Cardenal que, en conciencia, la persona con fe sabe que lo que Dios pide, en sus diez mandamientos, pasa por encima de cualquier otra cosa, y que cuando lo que las autoridades mandan es contrario a la voluntad de Dios, los creyentes debemos obedecer primero a Dios.

Sobre su reconocimiento del derecho que asiste a los alcaldes a objetar, en conciencia, la distribución de la píldora, sostuvo que el derecho a hacer objecion de conciencia existe. También hay otras reacciones posibles.

Mencionó el caso de la discriminación racial en Sudáfrica, donde los sacerdotes arriesgaban ir a trabajos forzados por resistirse a las disposiciones del Appartheid, pero obedecían primero a Dios. Lo mismo rige, recordó, para situaciones de la mal llamada 'obediencia debida', en que muchas personas arriesgan su vida y libertad al negarse a cometer un crimen.

En todo caso, respecto a la polémica surgida entre alcaldes, aclaró que no ha dado apoyo personal a ninguna autoridad municipal.

Aclaró que, en relación a la contraconcepción de emergencia, no se han terminado de hacer todos los estudios. Frente a las afirmaciones en el sentido de que no se ha comprobado que la píldora es abortiva, el Cardenal sostuvo que lo que hay que comprobar es que no es abortiva.

"Cuando existen dudas, no se puede obrar en la incertidumbre", agregó el Arzobispo.

Aclaró que la píldora "no se toma para quitar el dolor de cabeza: se toma para que no venga un hijo al mundo", y también se fabrica para eso. También se podría llamar la píldora "postconceptiva", apuntó.


En casos de violación: "Subjetivamente en muchos casos no hay pecado"

Consultado sobre los casos de mujeres católicas que después de una violación se sienten en la necesidad de tomar este anticonceptivo, el Cardenal Errázuriz observó que es un tema muy delicado, y que apunta a decisiones en un momento en que la libertad está muy disminuida.

"La persona está confundida, humillada, tiene una ira terrible hacia el agresor", apuntó, y fue categórico en que a esa persona hay que acogerla, ayudarla a salir de los tremendos traumas que ha vivido; y que no corresponde rechazarla. "Subjetivamente en muchos casos no hay pecado", sostuvo.

Añadió que éste es un tema que hay que reflexionarlo mucho antes, para forjar a tiempo convicciones en favor de la vida. Cuando se sufre una violación, en muchos casos la solución va a ser entregar a los niños en adopción.

Consultado sobre si este debate en torno a la llamada "píldora del día después" entorpece las relaciones de la Iglesia con el gobierno, el Cardenal afirmó que hay algunas decisiones gubernamentales en las que se ha dañado al país, como la norma sobre esterilización y la distribución del anticonceptivo de emergencia. Pero hay otras iniciativas que han significado un enorme progreso, aclaró.


Financiamiento de la Iglesia

Requerido sobre la situación financiera de la Iglesia en relación a la campaña del Uno por Ciento, el Cardenal Errázuriz recordó que todos los católicos somos co-responsables de la actividad evangelizadora.

Indicó que, en el caso de Santiago, la contribución de los fieles ha aumentado en un 35 por ciento en los últimos seis años.

Lo que ocurre, agregó, es que hay tantas iniciativas pastorales para la acción evangelizadora, que varias de ellas se emprenden sin que estén financiadas, y eso genera un problema.


Denuncias contra sacerdotes: "la mayoría de los fieles confía en sus pastores"

Consultado sobre los casos aislados de sacerdotes que han sido acusados de abusos sexuales, destacó el Cardenal Errázuriz que recientemente dos de ellos han sido declarados inocentes por los tribunales de Justicia.

"A veces hay un impacto comunicacional enorme y las personas tienden a juzgar a las personas denunciadas", aunque después se determine que son inocentes, aclaró.

En opinión del Arzobispo, la mayoría de los fieles tiene una enorme confianza en su párroco, en su vicario, en su sacerdote. Los casos aislados que existen, cuando son delitos, deben ser sancionados como corresponden, afirmó.

Subrayó que, gracias a Dios, en los sacerdotes en general el problema es muy inferior al que ocurre, por ejemplo, al interior de muchas familias y en otras profesiones.

Consultado sobre las críticas a la actitud de la Iglesia en relación a las víctimas de estos abusos, el Cardenal dijo conocer muchos casos en que hay una preocupación importante por ellas.


Caso Spiniak: "de los más turbios que conozco"

Consultado sobre su opinión sobre la participación del P. José Luis Artiagoitia en la investigación del caso Spiniak, el Cardenal Errázuriz afirmó que lo importante era que el juez a cargo del caso recibiera toda la información, y que fuera él quien determine cómo fueron los hechos.

"Hice todo lo posible porque él no emitiera juicios, no denunciara a personas ni a partidos. Yo creo que él tenía una presión interior muy fuerte de compromiso con los niños con los cuales ha trabajado y no logró frenarse", afirmó el pastor.

Admitió el Cardenal que, por la cantidad de tareas que le corresponde desarrollar, no reaccionó tan rápido después de las últimas entrevistas del P. Artiagoitia: "Mejor hubiera sido reaccionar a los pocos días, me demoré dos semanas", sostuvo.

Este caso es "de los más turbios que yo conozco", manifestó. Aclaró que no ha hablado con el magistrado Sergio Muñoz, porque le parece necesario respetar su autonomía e independencia.

Consultado sobre si conocía a Gema Bueno (la denominada "testigo clave" del caso), relató el Arzobispo que la conoció en una ceremonia de Confirmación. Dijo que
intercambió unas palabras con ella. Pero esto ocurrió antes de que estallara el caso. Después no volvió a verla ni
habló con ella sobre su testimonio, "porque no me correspondía intervenir", subrayó.

Ver texto completo del documento del Cardenal Francisco Javier Errázuriz

Escuchar entrevista al Cardenal Errázuriz en Radio Cooperativa.Martes 4 de mayo, 07:45 hrs. El diario de Cooperativa. Entrevista: Sergio Campos

Escuchar entrevista al Cardenal Errázuriz en Radio Chilena. Martes 4 de mayo, 08:15 hrs. Primera Plana. Entrevista: Armando Silva


Santiago, 04/05/2004